¿Han pasado de moda los implantes salinos?

PIN ¿Han pasado de moda los implantes salinos?

A medida que los gustos estéticos de las mujeres han evolucionado a lo largo de los años, la elección preferida de los implantes mamarios también ha cambiado. Algo de esto también ha sido influenciado por la disponibilidad de nuevas tecnologías de implantes y enfoques innovadores para la cirugía estética de mama. Obtenga más información sobre las tendencias en materia de implantes mamarios y sobre cómo las mujeres logran resultados de aspecto natural con las opciones actuales.

Desde su introducción en el mercado, tanto los implantes salinos como los de silicona han seguido siendo opciones populares para las mujeres que se someten a un aumento de pecho. Sin embargo, a finales de los años 80, hubo una creciente preocupación por la seguridad de los implantes rellenos de silicona. La FDA organizó una serie de paneles consultivos en respuesta a estas preocupaciones, y para 1992 declaró una moratoria oficial sobre los implantes mamarios de silicona. Mientras tanto, los implantes salinos eran la única opción, y su popularidad floreció a lo largo de los 90 y principios de los 2000.

Después de muchos años de estudios clínicos y paneles asesores adicionales, los implantes de silicona se reintrodujeron en el mercado en 2006 y la FDA confirmó la seguridad de esta popular opción de implante. Los avances en la tecnología de los implantes mamarios de silicona continuaron evolucionando. Muchos de los implantes de silicona actuales utilizan un gel de silicona altamente cohesivo y tienen una forma anatómica que imita el aspecto y la sensación de los senos naturales. Estos llamados “implantes de gomas de oso” son algunas de las opciones más populares elegidas por las mujeres de hoy en día.

¿Cómo evolucionan los gustos ahora?

La típica estética de aumento de senos de los años 90 y principios del 2000 se caracterizó por los implantes salinos redondos y de alto perfil. Hoy en día la tendencia está cambiando hacia una apariencia más natural. Los implantes de silicona de gomas son una opción popular para mejorar tanto la forma como el volumen de los senos sin parecer “exagerados”.

La transferencia de grasa también es una opción popular, especialmente para las mujeres que no quieren implantes sintéticos y buscan un aumento moderado del tamaño de los senos. Este innovador procedimiento consiste en extraer la grasa del cuerpo de la paciente, procesarla y luego inyectarla cuidadosamente en el tejido mamario para proporcionar un volumen de aspecto natural.

Otra razón por la que las mujeres optan por implantes de silicona más pequeños y de aspecto natural es el cambio de estilo de vida. Hoy en día, muchas mujeres dan prioridad al ejercicio físico y descubren que los implantes más grandes son incómodos durante el ejercicio. Los implantes más pequeños permiten que las mujeres se vean y se sientan mejor sin interrumpir sus estilos de vida activos.

Si bien la tendencia general ha cambiado hacia un aspecto natural con los implantes de silicona, los implantes de solución salina siguen siendo elegidos ocasionalmente por las pacientes. Los implantes de solución salina ofrecen algunas ventajas únicas. Debido a que se rellenan después de la inserción, se pueden usar incisiones más cortas. En caso de ruptura, la solución salina puede ser absorbida con seguridad por el cuerpo.

Es importante que hable de sus preferencias con su cirujano. Tanto los implantes de solución salina como los de silicona son opciones seguras y efectivas para realzar los senos, ya sea que busque un aspecto natural o audaz.

Si desea obtener más información, la clínica de cirugía estética Salus Medical Clinic invita a las pacientes a programar una consulta personal. Póngase en contacto con su oficina para comenzar su plan de tratamiento de aumento mamario personalizado.